Cardamomo: propiedades, tipos y beneficios de la planta

Si de especias antiguas se habla, el cardamomo se encuentra en las principales posiciones de este top. Su uso gastronómico se ha puesto en práctica desde el año 700, logrando llegar a toda Europa el año 1200. Entre sus usos más comunes, el gastronómico es el principal, y cómo no serlo, si su sabor y olor hacen de cada plato, cuando menos peculiar.

El uso del cardamomo se ha extendido de tal manera que ha llegado a ser uno de los principales aliados para mantener un estilo de vida saludable.

Origen del cardamomo


El cardamomo proviene de la selva tropical del sur de la India, Malasia y Sumatra. De hecho diversas investigaciones confirman que su uso es un legado de culturas antiguas que datan desde hace más de tres milenios.

Este fruto seco deriva de la planta “elettaria cardamomum”, cuyas pequeñas semillas se ven envueltas en vainitas con un color café, de sabor agridulce con un toque picante y gran aroma.

 

La India se ha considerado el país número uno en producir cardamomo, gracias a la cantidad de minerales que poseen sus tierras y que son necesarios para cultivarlo con éxito.

Si bien cosechar este condimento no es tan fácil como parece, el nivel de humedad que debe presentar la zona tiene que ser exacto, ni más ni menos. En cuanto al clima, el mejor es el que poseen las selvas tropicales.

Con el paso de los años, la especia ha llegado a muchos lugares del mundo, ubicándose en Centroamérica y Sudamérica, tanto es así que uno de sus principales centros de producción se encuentra en Guatemala.

Cardamomo: propiedades, tipos y beneficios de la planta

Usos del cardamomo


Ya se sabe que su enfoque es la gastronomía, pero en la medicina también ocupa un buen lugar y países como China, han sabido darle el mejor de los usos.

Aplicado a la medicina tradicional y la ayurvédica, la semilla del cardamomo cocida ayuda a controlar y prevenir patologías digestivas y respiratorias.

Su aceite también es utilizado como aperitivo gracias a la cantidad de estimulantes que contiene, convirtiéndolo en un anti-flatulencias natural.

Otra manera de encontrar el cardamomo es en polvo, presentación que es ideal para mezclas antiinflamatorias, pudiéndose aplicar en golpes y heridas.

En cuanto a la cocina, es el ingrediente número uno para la creación de currys, postres, arroz y aromatizante de bebidas, entre estas el té.

En países como Egipto, mezclan las semillas de cardamomo junto con las de café antes de hervirlas, de esta manera se le pueden añadir al café propiedades como tónico cardíaco y carminativo.

Pasando un poco al lado divertido, el cardamomo también se utiliza para crear goma de mascar con este sabor.

 Tipos de cardamomo


Esta semilla, a pesar de provenir de una misma planta, tiene muchas variaciones que muy pocas personas conocen, es muy fácil distinguirlas:

Cardamomo verde: Este tipo de especia es la utilizada para aromatizar bebidas y alimentos líquidos como salsas, guisos, infusiones y café.

Cardamomo blanco: Para obtener este tipo de cardamomo, se debe realizar un proceso de lavado a la vaina verde, por este motivo se considera un derivado de la semilla original y no una variedad natural. Su uso es muy frecuente para aromatizar sopas, ensaladas y arroz.

Cardamomo negro: De mayor tamaño que el cardamomo verde, posee un aroma fresco, ahumado y bastante intenso, un poco alcanforado. No es el más usado en la cocina debido a que posee un sabor muy fuerte, se requiere extremo cuidado si se desea añadir en algún plato.

Propiedades y beneficios


Las propiedades de cardamomo provienen del aceite que se extrae de este. A continuación se presentarán cada una de ellas:

Protege el sistema digestivo


En cuanto al sistema digestivo, beneficia al estómago, protegiéndolo de futuras enfermedades, como el posible desarrollo de úlceras. El extracto de esta semilla se ha convertido en un arma letal para prevenir la necrosis gástrica.

Reduce la diabetes


Entre todos los análisis por los que ha pasado esta semilla, se logró confirmar que ayuda a bajar los niveles de azúcar presentes en la sangre. Ha sido una buena herramienta para disminuir patologías de hiperglucemia.

Expectorante


En cuanto a las infecciones referentes al sistema respiratorio como la neumonía y pulmonía también resulta ser un buen aliado. La clave esta en los aceites derivados de esta semilla como es el caso del eucaliptol.

Pero esto no es todo, se ha logrado demostrar la acción expectorante directa ya que aumenta la cantidad de agua que contienen las secreciones mucosas y por lo tanto, las elimina.

Por otro lado, existe una combinación que ayuda con este tipo de patología, al mezclar la especia con la semilla de comino, se obtienen resultados tan rápido, que parecen milagrosos.

Acción Antiséptica


Su aceite tiene capacidad de eliminar gérmenes, por esta razón su uso para mantener una buena salud bucal es bastante común, ya que puede eliminar los microorganismos que causan caries, placa dental y mal aliento.

Este es uno de los usos que provienen desde hace muchos años, en las antiguas civilizaciones se masticaba cardamomo para mantener un buen aliento.

Antioxidante


Uno de los análisis más importantes que se le ha hecho a esta semilla, es su poder antioxidante. Tiene la capacidad de aumentar los niveles de antioxidantes igual o incluso más que muchos vegetales, protegiendo de esta manera contra el envejecimiento prematuro y otros problemas de salud.

Aumento del apetito


Si tienes un bajo nivel de apetito, bien sea por alguna enfermedad, tratamiento o porque no te da hambre, esta semilla es la indicada para ti.

Genera un aumento notorio del apetito y a raíz de esto, disminuye enfermedades como la anemia. Lo que en realidad hace es incrementar el jugo salivar que a su vez, genera ganas de comer. Esto tiene muchos beneficios, por ejemplo el cuerpo tendrá más energía y mejora la digestión.

Mantiene una piel radiante


La planta de donde nace es alta en magnesio y vitamina C, por lo tanto el cardamomo también lo es. Estas dos vitaminas unidas, hace de esta semilla una bomba de antioxidantes, teniendo la capacidad de desintoxicar la piel y darle un brillo único.

Mejor aún, puede eliminar heridas, cicatrices cutáneas o imperfecciones. Para esto se recomienda humedecer un algodón en té de cardamomo y aplicar con mucha suavidad sobre la zona afectada mientras se mantenga caliente.

Un comentario en “Cardamomo: propiedades, tipos y beneficios de la planta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *